Inicio Noticias Antifascismo La COPE despide a una periodista por ser homosexual
La COPE despide a una periodista por ser homosexual PDF Imprimir Correo
Escrito por Coordinadora Antifascista del Sureste   
Sábado, 19 de Abril de 2008 10:14

La periodista Isabel Quintairos tendrá que recurrir de nuevo a los tribunales en contra de la COPE, de donde ha sido despedida por segunda vez por ser lesbiana y simpatizar con partidos políticos nacionalistas y de izquierdas.

Reincorporación imposible
Según informó el periódico El País, Quintairos, que había trabajado durante 20 años para la COPE en Santiago, fue designada asesora técnica de la Diputación de A Coruña, por lo que la cadena le concedió una excedencia forzosa en 2004. Cuando en julio de 2007 pidió su reincorporación, se le anunció que no era posible readmitirla.

Contra los derechos fundamentales
La emisora, que es propiedad de la Conferencia Episcopal, tiene una línea editorial conservadora y contraria a los matrimonios homosexuales. Quintairos acudió a la justicia asegurando que se la estaba discriminado por motivos de su orientación sexual y por haber trabajado para el BNG, lo que a su juicio constituye "vulnerar los derechos fundamentales".

De nuevo a los tribunales
La justicia dio la razón a la periodista y obligó a la COPE a restituirla en su puesto y en las mismas condiciones laborales que disfrutaba anteriormente, algo que se hizo efectivo el pasado jueves. Sin embargo, este mismo lunes, Quintairos ha recibido una nueva carta de despido "por razones objetivas" y un talón por valor de más de 32.000 euros. La periodista volverá a llevar a la radio de los obispos a los tribunales.

Más homofobia
Esta muestra de homofobia no es nueva en la COPE. Los ataques de sus locutores a los homosexuales son constantes, y miembros del Gobierno comprometidos con esta opción, como Pedro Zerolo suelen ser a menudo blanco de las críticas, por ejemplo, de Losantos y sus tertulianos. Este locutor y Cristina López Schlichting llegaron a ganarse el premio a los más homófobos en el Día del Orgullo Gay en 2006. Schlichting, en concreto, ha llegado a asegurar que la homosexualidad "se puede curar".

Artículo original