Inicio Noticias Antifascismo García Caparrós, asesinado por el fascismo
García Caparrós, asesinado por el fascismo PDF Imprimir Correo
Escrito por Coordinadora Antifascista de Málaga   
Miércoles, 03 de Diciembre de 2014 14:58


El 4 de diciembre de 1977 se convocaron diversas manifestaciones en toda Andalucía así como en aquellos lugares donde residía emigración andaluza, como Catalunya, en las que se exigía autogobierno para Andalucía. Lo que en principio iba a ser una jornada reivindicativa, pero festiva, se tiñó de sangre en la manifestación de Málaga: el joven trabajador afiliado a las CCOO, Manuel José García Caparrós, caía abatido por los disparos de la policía. Al respecto, hay que señalar que tanto las instituciones, especialmente el Gobierno Civil, como las bandas fascistas se dedicaron los días previos a calentar el ambiente: provocaciones, insultos, palizas, etc. Todas y cada una de las acciones de estas bandas fascistas fueron toleradas por las instituciones del momento, especialmente por las fuerzas policiales.

Desde la Coordinadora Antifascista de Málaga, queremos denunciar que ese crimen cometido por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado no ha conocido castigo. Desde un primer momento, se quiso echar tierra, desde un primer momento se quiso tapar ese crimen que despertó la lógica indignación popular en Málaga, con fuertes disturbios en toda la ciudad durante varios días, en toda Andalucía e incluso en otras partes del Estado español. No se quiso investigar realmente qué pasó, no se quiso buscar al culpable del crimen, aunque se sabía perfectamente quienes habían sido. Por supuesto, no hubo responsables políticos, nadie cargó con la culpa de este crimen. Es más, popularmente, siempre se ha rumoreado que el policía asesino de Caparrós fue condecorado, rumor que a estas alturas no nos debería sorprender y que, muy probablemente, sea cierto.

También queremos denunciar como determinados sectores de la izquierda contribuyeron a tapar y a echar tierra sobre este crimen, ya que la indignación popular y la reivindicación de justicia podía poner en peligro todos los pactos que esta izquierda estaba negociando con los continuadores del régimen de Franco.

El asesinato de García Caparrós ha de ser necesariamente enmarcado en la llamada Transición española, un momento en el que las reivindicaciones populares estaban a la orden del día, y un momento en el que régimen franquista estaba operando los cambios necesarios para que todo siguiera igual, impidiendo una verdadera ruptura democrática con el fascismo que fuera protagonizada por la clase obrera y los pueblos del Estado español. Hoy, 37 años después, nos volvemos a encontrar en un proceso parecido, las instituciones nacidas de la muerte de Franco y de la Constitución de 1978 se están tambaleando, por eso desde la Coordinadora Antifascista de Málaga tenemos el firme compromiso de luchar por una verdadera ruptura democrática, con una verdadera transición que haga a la clase obrera y a los pueblos protagonistas de sus destinos, en el que se haga de una vez justicia a mártires del pueblo como Manuel José García Caparrós.


¡¡CAPARRÓS, HERMANO, NOSOTROS NO OLVIDAMOS!!

Artículo original